Poliedros

Poliedros

Estos actúan como resonadores biológicos de las estructuras corporales y del campo etérico. Permiten equilibrar los niveles físico, emocional y mental.

Sirven para modificar el entorno.

Cuando observamos la naturaleza vemos en ella y en lo que nos rodea, innumerables formas geométricas, colores, texturas y miles de detalles interconectados

e influenciados unos de otros. Con la observación, verificamos las relaciones y ciertas constantes que se mantienen en los diferentes elementos de la naturaleza, que guardan armonía entre si; entre todas ellas existe una proporción numérica y geométrica, dado por un factor relacional, el llamado número de oro o proporción Aurea. La naturaleza tiende a recrearse en relaciones basadas en esta proporción que las hace mas estables y energéticamente mas poderosas.

Platón describe la creación relacionándola al movimiento de cinco 5 elementos: aire, fuego, tierra, agua y éter que son representados por cinco formas geométricas, que contienen estos Arquetipos; estas formas tienen como base elementos poligonales: cuadrados, trigonales, pentagonales en su composición, se obtienen cinco poliedros regulares iguales y armónicos entre si ya que tienen igual número de caras, de lados y de vértices.

TERAPIA.

La sanación por medio de estas formas geométricas ocurre por la aplicación de estos sobre el campo etérico del cuerpo, llamado también doble etérico, o cuerpo Bioplásmico. Al tener contacto con él se tienden a equilibrar todos esos patrones Arquetípicos relacionados a su vez con los elementos y sus correspondientes niveles, físico, emocional y mental.

Cuando existen malestares, depresión, angustia, dolores, antes aparecen en los niveles sutiles o bioplásmicos por una fuga energética o desequilibrios y desalineación; luego el médico, sanador, o terapeuta aplicará los poliedros dependiendo de lo que considere necesario, según la dolencia del paciente y así mismo el poliedro adecuado. Por ejemplo; si hay depresión o falta de voluntad se trabajará con el tetraedro atribuido al fuego y el exaedro al elemento tierra, si la persona es muy soñadora, el icosaedro atribuido al agua, se aplicará en problemas emocionales; el octaedro en disfunciones respiratorias atribuido al aire, el dodecaedro el mas perfecto» se atribuye al espíritu.

BENEFICIOS DE LA TERAPIA.

La persona se invade por una sensación de paz y equilibrio que siente en su cuerpo y espíritu además de una completa relajación .

Se indica esta terapia combinada con homeopatía, acupuntura, para enfermedades ya instauradas.